6.000 años después de que se inventó la rueda y 30 años después de que el hombre llegara a la Luna, alguien tuvo la genial e innovadora idea de ponerle ruedas a las maletas.

Sí, guys, 30 años después de que Mr. Armstrong pisara la luna, la raza humana todavía arrastraba pesadas maletas en los aeropuertos como los cavernícolas arrastraban a sus presas en la Edad de Piedra.

¿Otro ejemplo? La rueda se inventó en Mesoamérica, pero mientras los juguetes de sus niños tenían ruedas, mayas y zapotecas arrastraban enormes piedras para construir sus pirámides poniéndoles troncos debajo.

El último y me voy: los griegos inventaron la máquina de vapor, pero para fines de entretenimiento (era una turbina que se movía cuando se calentaba), pero no fue hasta la Revolución Industrial que fue redescubierta y utilizada para lo que ya sabemos.

¿Conclusiones?

1) que tanto en la invención como en la implementación de la tecnología, el azar y las circunstancias desempeñan un papel clave y

2) que a excepción de los casos de visionarios que ven lo que otros no ven, los seres humanos tendemos a buscar lo complicado y, muchas veces, no podemos ver lo simple y lo obvio.

Ser simple es complicado y el mundo es mucho menos lineal de lo que pensamos.

Estos son algunos de los temas de los que hablo en mis Conferencias y E-commerce Days y son de los insights que permanentemente aplico con mis clientes en Shake Again, mi agencia digital y como consultor.

Contacta a Sebastián

Suscríbete a mi Newsletter

Digital, Innovacion, Opinion, Tecnología, Transformacion Digital Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *